GUÍA TANZANIA

  NOTICIAS TANZANIA

El Supremo de Tanzania rechaza la solicitud de la oposición para detener un proyecto de ley
Santurtzi (Bizkaia) financia un proyecto para ayudar a niños de la calle y jóvenes prostituidas en Tanzania
Los líderes de seis partidos opositores advierten de que Tanzania se dirige hacia un régimen dicatorial
Neurocirujanos del Hospital Puerta del Mar de Cádiz participan por tercer año en un proyecto de cooperación en Zanzíbar
Niñas de Kenia son trasladadas durante las vacaciones escolares a Uganda y Tanzania para la mutilación genital
La Fundación la Arruzafa atiende a 824 pacientes y en su última misión de cooperación en Tanzania

Fauna y flora


Nada más pisar las extensas y abiertas llanuras que dominan Tanzania el visitante se sentirá muy, muy pequeño. Y así debe de ser, ya que en ese instante entra a formar parte de una de las mayores poblaciones de fauna salvaje del mundo. Ñus, monos, antílopes, leones, leopardos, cocodrilos, gacelas, flamencos... una larga lista que ha conocido en Tanzania la despiadada mano de los cazadores blancos -aunque en la actualidad prefieren las cámaras a las armas-. A pesar de una economía pobre agravada por alborotados vecinos y gobiernos coloniales oportunistas, Tanzania posee una de las mejores zonas del continente para la observación de la vida salvaje. Parques famosos como el del Serengeti y el Kilimanjaro, o el maravilloso cráter del Ngorongoro hacen que merezca la pena repostar en algunas de sus monótonas ciudades. Debe añadirse el atractivo apéndice del país: Zanzíbar, una de las islas de la costa tanzana, y antiguo centro de especias del que emanan exóticas y perfumadas aguas de baños persas.

La flora más conocida se divide en la llamada pluriselva, la siempre selva tropical, muy fértil; los bosques de las tierras altas que se caracterizan por la existencia de lianas colgantes y la abundancia de musgos, licopodios, helechos y grandes árboles; los manglares, curiosas formaciones de plantas próximas a los nacimientos de los ríos y a las zonas rocosas de las costas; y la zona de los matorrales y las praderas de la sabana donde abundan los árboles de hoja perenne, acacias y coníferas, la maleza baja y los arbustos. También se pueden ver impresionantes baobabs.